¿A QUÉ FRECUENCIA VIBRAN TUS NEURONAS?

¿A QUÉ FRECUENCIA VIBRAN TUS NEURONAS?

Todo vibra y, por tanto, podemos decir que todo tiene un ritmo. Nuestro cerebro  también tiene un ritmo, que son las ondas cerebrales: pequeñísimos impulsos eléctricos que van de neurona en neurona. De esta manera se comunican los trillones de neuronas que tenemos en nuestro cerebro, que hoy es muy fácil medir a través una electroencefalografía.

 

Sabemos que existen 5 ritmos u ondas cerebrales,

De distinto voltaje, que  generan  campos electromagnéticos de distinta frecuencia (vibraciones por segundo):

Ondas Delta (frecuencia 0,5 Hz – 3,5 Hz)

10 – 50 micro voltios. Es el estado de sueño muy profundo, trance,  hipnosis profunda. Es esencial para la autorregulación, para fortalecer el sistema inmunitario  y la sanación de nuestro organismo. Para algunos, es la energía original. Cuando hablamos de un “sueño reparador”, ésta es la etapa esencial. Por eso es muy importante solucionar los problemas de sueño o insomnio continuados o crónicos.

 

Ondas Theta (frecuencia 4 Hz -8 Hz)

50 – 100 micro voltios.  Es el estado que normalmente tenemos cuando estamos a punto de dormirnos, de somnolencia. Va desde el sueño superficial al profundo (4 Hz). Ocurre cuando hay un equilibrio entre los hemisferios izquierdo y derecho, es decir, cuando vibran a la misma frecuencia. Es un estado de relax físico y mental, meditación, inspiración, armonía. Mayor capacidad de aprendizaje. También puede surgir como un mecanismo de defensa, de reactividad emocional, para no revivir eventos dolorosos o traumas del pasado.

 

Ondas Alfa (frecuencia 8 Hz – 12 Hz)

100 – 150 micro voltios.  Es el estado de relajación ideal, calma, optimismo, mente tranquila, sin discurso mental continuo, muy adecuado para la creatividad y visualización. Nos centramos más en nuestro interior y nos desconectamos del exterior.

 

Ondas Beta (frecuencia 15 Hz – 18 Hz)

150 – 200 micro voltios.  Es la frecuencia habitual cuando estamos despiertos, muy probablemente en la que estás ahora al leer este post. Es un estado de alerta máxima, nos enfocamos más en el exterior;  en el que procesamos el lenguaje, podemos hacer cálculos matemáticos, conducir, etc. Por encima de esta frecuencia ya empezamos a estar estresados.

 

Ondas Gama (frecuencia 40 Hz en promedio)

Más de 200 micro voltios.  Alto nivel de estrés. Es la actividad eléctrica más alta del cerebro, puede llegar a los 100 Hz. Sucede cuando distintas zonas cerebrales se ponen en marcha a la vez, por ejemplo cuando las neuronas están trabajando demasiado rápido, en procesos complejos, que exigen mucha concentración y coordinación de distintas áreas del cerebro: una alta concentración al hacer un cálculo matemático, sentir pánico, un ataque de ansiedad, la meditación de monjes budistas, etc.

 

¿Qué tiene que ver esto con el  sonido terapéutico?

Gracias a las investigaciones de neurocientíficos y neurobiólogos, entre otros, sabemos cómo la frecuencia de nuestras ondas cerebrales influyen en nuestros estados emocionales, mentales, comportamientos y  procesos de aprendizaje o cognitivos.

Mediante la terapia de sonido, en especial con diapasones y música terapéutica  (binaural o con efectos sicoacústicos), es posible afectar en pocos minutos la actividad  eléctrica del celebro y lograr estados de relajación.

Al trabajar con determinados diapasones, dos al mismo tiempo, y con intervalos de quinta justa, es posible equilibrar la actividad de los dos hemisferios cerebrales y llevarlo a ondas Alfa y Theta. De esta manera, le damos al cuerpo uno de los mayores regalos: la relajación. A partir de allí, el terapeuta puede ayudar a la persona a encontrar un mejor estado emocional, mental y físico.

El cuerpo es sabio, toma las frecuencias que necesita para hacer este proceso, con la ayuda del terapeuta de sonido. Por eso también, en ocasiones, durante la terapia de sonido, el organismo decide ir a estado Theta, para darse un tiempo antes de revivir o afrontar estados emocionales que necesita sanar. Si es constante, muy probablemente los sanará en pocas sesiones. El sonido es una forma natural de armonizar y equilibrar el cuerpo.

 

PROGRAMA DE ESCUCHA PARA ESTAR MEJOR (I)

PROGRAMA DE ESCUCHA PARA ESTAR MEJOR (I)

 

Música para estar mejor

Ante la difícil situación que estamos viviendo en todo el mundo, queremos poner nuestro granito de arena de la forma que mejor sabemos: a través del sonido y la música.

 Vamos a ofrecer gratis propuestas de audiciones para ayudarnos a sentir mejor en estos días de confinamiento, para alejar los miedos, equilibrar nuestra energía, nuestros chakras, conectar con nuestra creatividad.

ÚNETE AL SONIDO

Apúntate a la comunidad de amigos de SONIDO TERAPÉUTICO y podrás acceder GRATIS a nuestro Programa de Escucha para estar mejor.

Un programa con listas de escucha para 7 días, con dos opciones para cada día, según el tiempo del que dispongas. Además, tú también podrás escoger el ritmo al cual quieras ir siguiendo el programa completo, y accediendo a la música propuesta para cada día del  Programa de Escucha para estar mejor.

 

Estas músicas alternativas a las Inner Sound están plenamente comprobadas  también por Arden Wilken a lo largo de toda su trayectoria profesional. Como muchos ya sabéis, Arden junto a su marido, Jack Wilken, son los creadores de Inner Sound, un sistema de terapia de sonido y musicoterapia muy efectivo (podéis encontrar más información sobre los diapasones, la Música Personalizada y los CDs de Música Inner Sound en otras páginas de esta web).

Me siento enormemente agradecida a Arden, y honrada, por haber recibido en estos días directamente de ella esta información de musicoterapia, que es la base de las listas de audición del Programa de escucha para estar mejor que ofreceré a mis amigos suscritos.

Así pues, este es el primer post de una serie de 7, en los que no solo sugeriré listas de escucha para diferentes días, sino que también explicaré algunos conceptos básicos de la terapia de sonido, otros propios de Inner Sound, anécdotas de algunos compositores o de sus obras… O lo que me vayáis preguntando y que considere pueda ser de interés a muchos amigos de Sonido Terapéutico.

El programa inicialmente constará de audiciones para 7 días. Propondré 2 o tres listas para cada día, las cuales han sido creadas siguiendo la metodología esencial de Inner Sound, llamada NAREI.

 

¿Qué es NAREI?

Una vez terminada esta crisis mundial del coronavirus (porque tarde o temprano volveremos a la normalidad), los programas de escucha que sugeriré seguirán siendo válidos.

Están pensados para crear un movimiento en el cuerpo, estructurado de acuerdo al patrón de Inner Sound que llamamos NAREI  (en inglés NOBFI):

Neutralizar

Abrir

Romper

Enfocar

Integrar

Todas los terapias de Inner Sound (bien sean con diapasones, con Música Personalizada, con CDs Inner Sound o con Autofonética) siguen este patrón.

Al aplicar este patrón buscamos promover un movimiento energético para equilibrar y armonizar nuestra energía, la de cada uno de los chakras y la energía entre ellos. Esto nos ayuda a sentir mejor, a conectarnos con nuestro centro, a gestionar mejor las emociones presentes, a trabajar desde dentro del cuerpo el tejido conjuntivo contraído, que ha perdido humedad y que, por tanto, no “vibra”, dificulta el paso de la energía.

 

¿Quieres empezar ya el Programa de escucha para estar mejor? Anótate pinchándo en el recuadro azul debajo de estas líneas.

 

¿O antes de ir a escuchar música prefieres seguir leyendo y saber por qué los cuencos tibetanos no producen los mismos efectos que los diapasones y las voz? Continua leyendo más abajo.

¿LA SONOTERAPIA CON CUENCOS TIBETANOS, MÚSICA Y DIAPASONES ES IGUAL?

NO. En absoluto. Lo siento, pero no es lo mismo. No tienen los mismos efectos si se usan solos. ¿Por qué? Porque producen sonidos con distintos tipos de armónicos y porque unos trabajan más directamente en el sistema nervioso y otros en las emociones.

 

Tipos de sonido y sus efectos

Existen tres tipos de sonido en función de los armónicos que producen.

Los cuencos tibetanos, al igual que los gongs, las maracas, las campanas… producen sonidos con armónicos no lineales. Estos sonidos son muy buenos para activar, liberar y romper tensiones y bloqueos. Pero no generan orden en el cuerpo. Por eso es muy importante acompañarlos con alguno de los otros dos tipos de sonido, por ejemplo con la voz o con los diapasones. Ya sé que algunos de mis colegas no piensan lo mismo. El debate está abierto…

 

Los diapasones son los únicos que pueden producir un sonido sin armónicos, es decir, un sonido puro, u onda sinusoidal. Sobre todo cuando se usa por pares, es el que tiene el efecto de relajación más profundo y equilibra los dos hemisferios del cerebro.

Por último tenemos los sonidos que producen armónicos lineales. Son los que generan muchos instrumentos: los de cuerda, los de viento y, como no podía ser de otra manera, la voz humana. Estos sonidos equilibran, armonizan y ordenan. Precisamente porque los armónicos lineales son múltiplos enteros de la frecuencia más baja o sonido fundamental del instrumento emisor. Por tanto, tienen una estructura muy definida.

El piano es especial, porque es de cuerda percutida, no frotada. El sonido del piano afecta en especial a toda la superficie del cuerpo. Y según el tipo de música, activa la parte física, las emociones atrapadas en el tejido conjuntivo o la mente.

 

Trabajaremos con muchas obras para  piano en nuestros Programas de Escucha para estar mejor.

PROGRAMA DE ESCUCHA PARA ESTAR MEJOR

¿Quieres continuar leyendo el 2º post para saber cómo viaja el sonido por nuestro cuerpo?

DIAPASONES INNER SOUND

DIAPASONES INNER SOUND

DIAPASONES INNER SOUND

El set completo está conformado por 13 diapasones de aluminio, afinados siguiendo una espiral de intervalos de quintas justas (que equivale a una relación o ratio de 2/3). El rango de frecuencia va desde 31,46 Hz hasta 4081,81 Hz.

 

El diapasón de frecuencia más baja está afinado 2 octavas por encima de la frecuencia de la cavidad terrestre o resonancia de Schumann, que en promedio es de 7,865 Hz.

 

Se utilizan siempre por pares, uno al lado de cada oído, con la finalidad de que se produzca un movimiento organizado de expansión y contracción que viajará por todo el cuerpo, lo que ayuda al lograr un estado de relajación y equilibrio profundo. En los estados de vagotonía, de sueño, profunda relajación o meditación, es cuando mejor se pueden lograr los procesos de regeneración celular y sanación.