Sobre mi

Después de estudiar periodismo y algunos cursos de música, entré a trabajar en una importante multinacional, propietaria de varias editoriales en diversos países. Fui ascendiendo muy rápidamente, disfrutaba mucho mi trabajo, la empresa, mis compañeros, mis jefes… Pero aunque todo era perfecto, empecé a sentir una especie de vacío existencial. No hice caso a lo que sentía y mi cuerpo empezó a enfermar. Hasta que un día, ante un médico alópata y también bioenergético, empecé a llorar desconsoladamente y no tenía ni idea de por qué. En realidad, estaba casi al borde de la depresión. Supe entonces que todos mis chakras estaban girando en sentido inverso. Fue el primer aviso. Tenía 32 años.

Renuncié, acepté otro trabajo en el mundo editorial, retos y aprendizajes distintos, y cambié de país. Recuperé la vitalidad, las ganas de aprender y de hacer muchos proyectos editoriales, pero también tuve la oportunidad de iniciar mi viaje de crecimiento personal y autoconocimiento. Libre. Me permitió descubrir que junto a mi vocación editorial, existía otra: la de la astrología como herramienta de autoconocimiento. Casi de la mano descubrí la terapia de sonido.

Diez años después, viví quizá la experiencia más dura de mi vida: la muerte de mi única hermana, 2 años mayor. Mi perspectiva del mundo cambió y por primera vez dejé de anteponer otros ámbitos e intereses de mi vida al trabajo editorial. Aprendí a darle más espacio, medios y atención a mis inquietudes internas, espirituales, a la formación como terapeuta de sonido y astróloga. Dejé de esconder mis actividades “raras” ante muchas personas, mis cursos esotéricos espirituales y entré en contacto con personas con quienes me encontraba muy a gusto; podía aprender y compartir “mis rarezas”, hablar el mismo lenguaje, intercambiar ideas, lecturas, ratos de ocio llenos de magia.

Hoy, aunque no he abandonado del todo mi vocación editorial, la balanza ha cambiado. A través de la Terapia de sonido y la Astrología, me dedico a ayudar a las personas en su proceso de crecimiento personal y autoconocimiento, liberando patrones emocionales y energéticos que afectan su bienestar físico, emocional, mental y espiritual.

Me he especializado sobre todo en ayudar a mujeres con problemas de dependencia emocional. A través de la terapia con diapasones y la música terapéutica personalizada  les ayudo a entrar en el estado de relajación profunda, un estado de ondas cerebrales alfa, donde es posible la autosanación de cuerpo, mente y emociones. Y a través de la astrología les ayudo a entender su propio mandala.