DEPENDENCIA EMOCIONAL Y MUSICOTERAPIA

DEPENDENCIA EMOCIONAL Y MUSICOTERAPIA

 

¿Repites una y otra vez los mismos patrones en tus relaciones amorosas, siempre insatisfactorias?

¿Relaciones de dependencia, acoso, inseguridad, celos, miedos, desconfianza, manipulación, maltrato sicológico y emocional?

¿En las que no te sientes valorada?

¿En las que siempre, al final, eres tú quien tiene que ceder en aras de la relación?

¿La que, según tu pareja, eres la conflictiva, celosa, culpable, exagerada, insegura, etcétera, etcétera, etcétera?

 

En una relación sana no debe haber miedo, ni dolor, ni daño, ni celos, ni  desconfianza, ni inseguridades ni manipulaciones…

 

 

PROGRAMA Música Terapéutica Personalizada Plus

Con MUSICOTERAPIA y DIAPASONES te ayudo a solucionar estos patrones emocionales que te impiden ser feliz hoy, una terapia vibracional que sana sin necesidad de palabras… A través del sonido te llevo a un estado profundo de relajación, allí donde el cuerpo puede autosanarse, para liberarte de bloqueos emocionales y energéticos que te impiden vivir hoy de forma más plena y feliz.

Y con la ASTROLOGÍA  te ayudo a entender qué energías hay en ti que te hacen atraer o caer en este tipo de relaciones. Muchos grandes médicos de la Antigüedad eran astrólogos también. Emprender el camino del conocimiento de tu carta astral es abrirte a tu viaje personal hacia el crecimiento espiritual. Porque “como es arriba, es abajo”.

 

Sonido y Astrología, dos potentes herramientas al servicio de nuestro bienestar físico, emocional, mental y espiritual.

 

Te aseguro que:

  • Te sentirás mejor
  • Conectarás con tu esencia
  • Entenderás tus energías
  • Sabrás por qué atraes determinado tipo de personas
  • Conocerás lo que tu iris dicen de tu esencia
  • Conocerás cuál es tu temperamento, desde la Astrología Clásica
  • Te liberarás de muchas emociones incompletas grabadas en tu cuerpo
  • Podrás conectar mejor con lo que hoy quieres ser y hacer
  • Y, sobre todo, sanarás tu autoestima para poder brillar por lo que tú vales

No esperes más. AHORA es tu momento.

Sé de lo que hablo. ¡¡Yo esperé 15 años!!  Eran otros tiempos…